5 aceites esenciales calmantes para frotar en el nervio ciático para aliviar el dolor al instante

El nervio más grande en el cuerpo humano, el nervio ciático, se extiende desde la columna vertebral, hasta el tobillo e incluso los pies. Sin embargo, podría inflamarse y provocar dolor intenso, hormigueo y entumecimiento.

Este dolor también puede ser el resultado de largas horas de sentado, postura corporal inadecuada, levantamiento de pesas, estrés, presión sobre el nervio y un disco prolapsado en la columna vertebral.

Sin embargo, muchas personas han aliviado con éxito estos síntomas con la ayuda de yoga y estiramientos.

Sin embargo, si no tiene mucho tiempo, asegúrese de hacer al menos lo siguiente: acostarse boca arriba con las rodillas hacia el pecho o apoyado en una silla y apoyar la cabeza en una almohada. Repite esto todas las noches, durante 10 minutos.

Los aceites esenciales y las hierbas son extremadamente útiles en el caso de dolor de ciática también.

Deben diluirse en algún aceite portador como jojoba, aceite de oliva virgen extra, aceite de almendras dulces, aceite de aguacate, aceite de coco y aceite de semilla de uva.

Debe usar la poderosa mezcla para masajear las áreas dolorosas. Después del masaje, coloque un paño tibio sobre los lugares afectados para relajar los músculos. Sin embargo, asegúrese de hacer una prueba de parche antes de aplicar el aceite esencial, ya que pueden irritar la piel sensible.

Los siguientes aceites esenciales serían su mejor opción para tratar el dolor de la ciática:

  • Aceite esencial de manzanilla romana
  • Aceite Esencial de Lavanda
  • Aceite esencial de enebro
  • Aceite esencial de pimienta
  • Aceite de mostaza

También puede probar los siguientes remedios naturales para tratar el dolor en el nervio ciático:

  • Puede mezclar algunos de los aceites esenciales que enumeramos y agregar la combinación a su agua de baño, 10 gotas en el caso de la piel sensible, y 15 para la piel normal.
  • Agregue tomillo o orégano fresco a su agua de baño
  • Té de ortiga
  • Té de azafrán
  • Jugo de apio o té

¡Con la ayuda de estos trucos y remedios naturales, pronto disfrutarás de tu vida sin dolor!