Cómo desatascar el fregadero con remedios caseros

En el mercado existen productos específicos para desatascar sumideros pero, ¿para qué comprarlos si se puede encontrar en casa todo lo que necesitamos?

Más allá del factor económico, no menos importante, sin duda, es hacer hincapié en que los productos comerciales para destapar cañerías,  son químicos altamente nocivos para el medio ambiente. Ahorro y respeto por la naturaleza son dos buenas razones para recurrir a métodos naturales; además, a esto se añade el hecho de que, en el largo plazo, estos productos químicos pueden dañar las tuberías.

Hay muchas maneras de desatascar el fregadero de forma totalmente ecológica. Veamos como

Pelo, restos de comida, tierra, en el lavabo tiramos de todo y sin prestar atención… hasta que el agua ya no fluye. Lo primero que hay que hacer es tratar de recurrir a la famosa sopapa (desatascador, destupidor, sopapo, chupón, destapacaños, chuclete o ventosa); pero, si la obstrucción es grave, este método no alcanzará.

El detergente para los platos puede ser un aliado valioso. Vierta la mitad de una taza directamente en el desagüe, deje reposar durante unos minutos y luego vierta agua caliente, para facilitar la eliminación del atasco.

Otra solución es usar bicarbonato de sodio y sal. Vierta en el desagüe la misma cantidad de los dos productos y a continuación una olla con agua muy caliente. El bicarbonato de sodio también se puede utilizar en conjunción con vinagre. También aquí con la ayuda de agua caliente.

Estos remedios son especialmente adecuados para el fregadero de la cocina. Para el cuarto de baño, sin embargo, podría ser útil usar champú. Vierta la mitad de una taza y dejar actuar tanto como sea posible, a continuación, deje correr el agua caliente. El jabón líquido o espuma de baño se pueden utilizar de la misma manera.

Las bebidas gaseosas son otro remedio fácil y muy eficaz, principalmente las bebidas colas.