La lavanda – una planta milagro, sin pretensiones, imprescindible tenerla en su jardín. Sus efectos le asombrarán

Probablemente la lavanda es la planta más utilizada tanto en los productos cosméticos, así como en los de uso casero. La lavanda crece muy bien en nuestra región. Por eso, muchos la plantan en los huertos o jardines. Tiene muchos beneficios para la salud y es una estupenda planta ornamental.

1. Setos de arbustos de lavanda

Las plantas de lavanda pueden formar un estupendo seto natural. Florecen de junio a septiembre y si la cuida apropiadamente, puede vivir hasta 20 años. No es nada pretenciosa, no necesita mucha agua o suelo fértil.

2. Fragancia embriagadora en tu huerto

La lavanda es muy conocida por su peculiar olor que persistirá en su huerto. El aroma de lavanda es relajante. El mes de agosto es perfecto para cosechar las flores. Puede hacer pequeños ramos de flores, guardarlos en sus habitaciones para que su casa respire un olor agradable, así como para evitar las polillas.

3. Los insectos y los mosquitos no soportan el olor a lavanda

Para nosotros esta planta es curativa. También tiene la propiedad de repeler a los insectos. Si no quiere que los insectos le molesten, plante cerca de la casa arbustos de lavanda.

Origen de lavanda

La lavanda llamada también el espliego tiene su origen en la cuenca del Mediterráneo y tiene una altura de 30-60 cm. La hojas son estrechas y los tallos rectos. La planta huele en totalidad pero sobre todo sus flores esparcen un olor embriagable.

Las flores de lavanda se utilizan para aromatizar el baño. Las flores tienen forma de cono de color purpura.

De las flores de lavanda se puede preparar infusiones y cápsulas. Además, de las flores se extrae aceite esencial.