¡Rejuvenecer y tonificar la piel en condiciones caseras en solo 5 días! Un viejo método japonés

De acuerdo con las tradiciones estándar japonesas, la piel de la mujer debe verse impecable. Las reglas siguen siendo iguales hasta hoy. Las tecnologías japonesas se combinan con las tradiciones y las recetas comprobadas durante el tiempo. Algunas recetas y métodos conservadores se mantienen hasta hoy en día, y los esteticistas inventivos tratan de explotar esta herencia a favor de ciertas ganancias.

Hoy con este artículo os proponemos algunas recetas menos conocidas fuera de Japón, sobre las maneras de conservar la belleza durante más años.

Lo más importante en este método es la combinación de unas recetas simples y accesibles, pero no tan difundidas. Así mismo, se debe respetar el orden de su aplicación.

Uno de los secretos principales es el uso de la leche. Las bellas japonesas están convencidas de que una mujer adulta no debe utilizar la leche en el interior, porque es nocivo para la salud. En cambio, se debe utilizar por completo para cuidar la piel y el cuerpo.

El programa consta de 5 procedimientos y está previsto para 5 días. Podéis repetirlo una vez a la semana, ni más ni menos. Efectuad los procedimientos antes de dormir para permitir que la piel se relaje.

El primer día: Limpieza de la piel

Para limpiar la piel preparad una mascarilla de leche y polvo de avena. Necesitáis medio vaso de polvo de avena (debéis moler los copos de avena) y un vaso de leche templada. Disolved el polvo en la leche hasta que la mezcla adquiera la consistencia de crema. Aplicad la mascarilla en el rostro para media hora, después enjuagad con agua hervida.

El segundo día: Exfoliación

Para exfoliar las células muertas de la piel y dejar espacio para las nuevas, preparad una mascarilla de azúcar y leche. Vais a necesitar medio vaso de azúcar y un vaso de leche templada. Disolved el azúcar en la leche hasta homogeneizar. Aplicad la mascarilla en el rostro haciendo círculos. Pasad los dedos a lo largo de las líneas de masaje. Haced un masaje durante 5-7 minutos. Luego dejad actuar la mascarilla 10 minutos más. Enjuagad con agua hervida.

El tercer día: Blanqueamiento

La piel se ve más joven si tiene el color uniforme. Necesitáis un vaso de leche, 5-7 fresas y una cucharada de aceite de almendras. Poned las fresas en leche y coced a fuego lento durante un minuto. Sacad las fresas de la leche, trituradlas y añadid el aceite de almendras. Mezclad bien. Aplicad en la cara la composición obtenida y dejadla reposar durante media hora, después enjuagad con agua hervida.

El cuarto día: Hidratación

Para hidratar la piel y para mejorar su firmeza, preparad una mascarilla de leche y un pepino fresco. Rallad 1-2 pepinos (depende de su tamaño). Exprimid el jugo. Añadid a la mezcla seca 4 cucharadas de leche caliente y mezclad bien. Aplicad la mascarilla sobre la cara y dejad actuar durante 20 minutos. Enjuagad con agua hervida.

El quinto día: Lifting

Para extender la piel debéis preparar una mascarilla de leche, miel y huevos. Mezclad una cucharada de leche y otra de miel, añadid el huevo crudo y homogeneizad. Aplicad la mascarilla en el rostro y dejad que se seque. Enjuagad con agua hervida.

Estas mascarillas simples harán vuestra piel más joven y luminosa. Añadid una sonrisa y todos los hombres estarán a vuestros pies.

“El contenido de este artículo es puramente informativo y no puede sustituir el consejo del médico. Para un diagnóstico correcto os recomendamos consultar a un especialista”.