Propiedades del Aloe vera específicas para irritaciones y enrojecimientos

La depilación por láser no quema, no tiene efectos nocivos para la piel ni produce ningún problema grave. 

Pero, tras una sesión, podemos sentir una leve irritación o un enrojecimiento en la zona tratada como con otras técnicas tradicionales depilatorias que acaban con el vello de raíz.

Para contrarrestarlo es importante seguir las indicaciones que nos den tanto los técnicos especialistas como el médico de la clínica, al que podemos consultar en cualquier momento de nuestro tratamiento.

El  Aloe vera es un ingrediente fundamental para estas situaciones.

Después de la aplicación del láser puede que notemos un leve escozor o picor, o que aparezcan pequeños granitos o manchas que se quitan en pocos días o incluso en horas.

El Aloe vera estimula la reproducción celular

De tal forma, al aplicarlo, se consigue que el enrojecimiento desaparezca mucho más rápido. Tiene un efecto calmante inmediato que proporciona sensación de frescor y alivio de las molestias.

Encontramos este ingrediente en cremas, polvos, jabones, geles, aceites e, incluso, podemos comprar la planta para aprovechar sus beneficios de forma 100% natural.

En farmacias, herbolarios y grandes superficies existe una gran oferta de productos basados en Aloe vera, algunos específicos para tratar zonas recién depiladas, bien sea con láser o con otras técnicas.

A los pocos segundos de la aplicación los poros dilatados empiezan a cerrarse y, como es precisamente la dilatación la que suele provocar los enrojecimientos y picores, el alivio es muy rápido.

Otra ventaja del uso de Aloe vera tras la depilación por láser es que actúa sobre las tres capas de la piel: sobre la epidermis, la dermis y la hipodermis. Debido a que el calor del láser llega más allá de la zona superficial, el remedio ideal es aquel que también penetra y soluciona los pequeños problemas de cada capa.

Es especialmente recomendable para las sesiones de depilación por láser en partes delicadas del cuerpo, como la cara, las zonas íntimas o las axilas. En estos lugares la piel es muy fina y, si bien no supone ningún problema, sí hay una mayor tendencia a enrojecimientos e irritaciones.

Un producto natural, sin riesgo de alergias, que puede usarse en cualquier zona del cuerpo y que no tiene efectos secundarios; además, resulta realmente efectivo y actúa rápidamente. En definitiva, es una opción que merece ser muy tenida en cuenta.

En Corporación Capilar disponemos de Aloe vera propio, para su elaboración se utilizan productos de origen vegetal que garantizan resultados científicamente testados.