Cómo eliminar la flacidez de los brazos en 14 minutos

A pesar de que muchas mujeres tenemos los brazos un poquito flácidos y la ‘prueba del salero’ se convierte en suplicio horrible (sin exagerar 😉 ), la verdad es que a poco que iniciemos una rutina de ejercicios específica conseguiremos resultados estupendos.

Sí, la mayor parte de las mujeres sufrimos este problema, pero lo que muchas no sabemos es que la solución es tan sencilla que a partir de ahora la tendencia cambiará. ¡Así que prestad atención y conseguid esos brazos perfectos!

¿Tienes 14 minutos libres al día? Sí sí, solo 14… Entonces podrás realizar los ejercicios que nos proponen en este vídeo para conseguir brazos más delgados y definidos, espalda firme y pecho más bonito.

Resulta esencial mantener el abdomen contraído en todos los ejercicios

1. Apoya los brazos en la pared y realiza flexiones, de pie, elevando ligeramente los talones. Acerca el cuerpo a la pared hasta tocarla con la nariz y vuelve a la postura inicial. 10 repeticiones.

2. Repite el ejercicio anterior juntando las manos un poquito más y pegando los codos al cuerpo. 10 repeticiones.

3. Con unas pesitas pequeñas, piernas ligeramente separadas y rodillas levemente flexionadas, da 10 puñetazos al aire con cada brazo.

4. Dobla los brazos y  mantén las pesas a la altura de los hombros, eleva las pesas por encima de la cabeza y repite 10 veces.

5. De vuelta a la pared, repite el primer ejercicio pero moviendo el cuerpo de izquierda a derecha. 10 repeticiones.

6. Repite el ejercicio 5 y cambia la dirección de los movimientos.

– Descansa los brazos y agítalos para liberar la tensión de la zona.

7. Repite de nuevo el primer ejercicio, en este caso cruzaremos los brazos de arriba a abajo. 10 repeticiones.

8. Vuelve a coger las pesas y flexiona los codos, con las palmas de las manos hacia arriba. Posición inicial. Eleva las pesas por encima de la cabeza y flexiona los codos para dirigir las manos hacia la espalda. 10 repeticiones de cada ejercicio.

9. Coloca los brazos a los lados del cuerpo, relajados, elévalos a la altura de los hombros consiguiendo forma de cruz. Posición inicial. Eleva en este caso hacia delante. 10 repeticiones de cada ejercicio.

10. Vuelve a la pared y retoma las flexiones, aunque en lugar de llevar el peso al centro, da un paso con las manos a cada lado y ladea el cuerpo al acercarte a la pared. 10 repeticiones.

11. Mismas flexiones pero con los brazos rectos apoyados en la pared por encima de la cabeza. 10 repeticiones.

– Descansa los brazos y agítalos para liberar la tensión de la zona.

12. Manteniendo un brazo relajado al lado del cuerpo, eleva el contrario lateralmente hasta la altura de la cabeza, cruzando hacia el lado contrario. 10 repeticiones con cada brazo.

13. Coloca los brazos relajados al lado del cuerpo y realiza círculos con los brazos rectos. 10 repeticiones hacia delante y 10 hacia atrás.

14. Retoma las flexiones juntando mucho las manos, casi tocándose. 10 repeticiones.

15. Más flexiones apoyando los brazos a la altura de la cintura aproximadamente. 10 repeticiones.

– Mueve los brazos para relajarlos.

16. Flexiona el cuerpo ligeramente y lleva los brazos hacia atrás, con las pesas, abriendo el pecho. 10 repeticiones.

17. Coloca los brazos en cruz con las pesas y sube los brazos, flexionando el codo, hacia la cabeza. Posición inicial. Lleva los brazos rectos hacia atrás estirando la espalda lo máximo que puedas. 10 repeticiones de cada ejercicio.

En este vídeo podrás ver de manera detallada esta rutina. ¡No te la pierdas y ponla en práctica YA ;)!