¡Haga este ejercicio solo 20 minutos cada día y le sorprenderá mucho el resultado!

No se apresure insinuar que es una falacia porque este ejercicio tiene muchas ventajas para nuestra salud, algunas sin que las conozcamos. Piense en el esfuerzo que hace nuestro corazón para bombear la sangre que bajo una presión este llegue a las extremidades o como es el retorno venoso de las piernas que a veces falla provocando la aparición de las varices.

No tengan miedo probar algo nuevo. En nuestro caso es un ejercicio sencillo que nos hará sentir más firmes y nuestras piernas mucho más hermosas. Nos sentiremos mucho mejor tanto físicamente como moralmente.

Cada día, le proponemos descubrir los beneficios increíbles de este ejercicio al cual le dedicará muy poco tiempo.

Levantar las piernas en lo alto es la base del ejercicio

No es sólo un ejercicio sino toda una terapia. Probablemente no debemos llamarlo ejercicio físico porque no supone un esfuerzo físico.

Coloque una almohada o un rodillo debajo de la columna vertebral para conseguir una posición cómoda.

Levante las piernas hacia arriba y péguenlas a la pared. Estiren los brazos a lo largo del cuerpo, relájenlos.

Quédense en esta posición 15-20 minutos, sin hacer nada más.

Intente sentir el equilibrio, la tranquilidad, después el flujo de la sangre en el pecho, en la cabeza.

Si ejecuta esta técnica de relajamiento, tiene que llevar ropa muy cómoda.

Si no respeta todo esto, el ejercicio no tendrá ningún efecto porque nuestro objetivo es mejorar la circulación sanguínea.

5 beneficios de poner las piernas en lo alto

1. Reduce el edema en las piernas

El edema en las piernas se debe a los problemas de circulación. Aquí descubriremos sus causas.

A veces se debe a unos problemas renales, cardíacos, al sobrepeso, administración de unas medicinas, o a una dieta poco adecuada.

Es necesario conocer la causa y tratarla. Este ejercicio ofrece alivio así como favorece el movimiento de los líquidos en el organismo que obstaculizan la circulación sanguínea.

Pasar todo el día de pie, hace que nuestras piernas se hinchen. Al llegar a casa, quítense los zapatos, relájense en esta posición, con las piernas en lo alto.

2. Alivia el síndrome de las piernas cansadas

Es uno de los mejores métodos para aliviar la tensión de las piernas, pies, caderas. Al final del día, nuestras piernas están muy cansadas y cambiar la postura por 20 minutos alivia mucho la tensión de las piernas.

3. Mejora la digestión

Poner las piernas en lo alto se conoce como “inversión activa”. Las piernas en lo alto y la cabeza en el suelo liberan el organismo de los fluidos atrapados y mejora la digestión. Favorece la movilidad intestinal que absorberá mucho mejor los nutrientes. Combate el estreñimiento y restablece el bienestar.

4. Relaja el sistema nervioso

Este ejercicio nos ayuda a mejorar nuestra respiración. Favorecerá la inspiración y una espiración más lenta y rítmica. Todo esto tiene un gran impacto en nuestro sistema nervioso. Reduce la tensión muscular en la zona abdominal, el cuello y sienes.

5. Nos brinda una adecuada calma mental

Inténtelo, póngalo en práctica hoy mismo. Sólo necesita 20 minutos y va a notar un alivio físico y psíquico.

Esta postura favorece además una correcta oxigenación cerebral. Sentirá como su cuerpo se llena de tranquilidad, energía y armonía.

Si practica mucho tiempo este ejercicio, notará cada vez más sus beneficios.