10 Datos sobre el cerebro que demuestran que somos capaces de hacer lo que sea

Nuestra mente es maravillosa. Puede ayudarte a alcanzar cualquier cima, conseguir tus sueños deseados y lograr una meta realmente difícil. Pero, para esto, hay que entender los principios de su funcionamiento.

La mente reacciona a cada pensamiento y no distingue dónde hay un hecho real y dónde está la fantasía. Justo por eso, la gente que se pone “lentes rosa” se siente más feliz, igual que el cuerpo percibe el placebo como si fuera una verdadera fórmula medicinal.

La sensación de cansancio del cerebro aparece debido a la vivencia de las emociones. La composición de la sangre que pasa por la mente durante una actividad intensa es constante, no cambia. Aunque, por ejemplo, la sangre en las venas de una persona que trabajó duro todo el día sí que cambia notablemente.

Más de la mitad de nuestros pensamientos de hoy, son aquellos que fueron ayer. Justo por eso, a los pesimistas les es tan difícil cambiar su percepción del mundo. Hay que, literalmente, limpiar la mente y hacerla reaccionar más a menudo con estímulos positivos.

Cualquier pensamiento se convierte en una experiencia vivida. Si, por ejemplo, sueñas con ir a París, por todas partes vas a ver señales que te recordarán esta ciudad. Si quieres cambiar el mundo a tu alrededor, cambia tus pensamientos.

El cerebro no es muy distinto a los músculos, también necesita sus entrenamientos. Para el cerebro es bueno el aprendizaje, el deporte al aire libre, una dieta equilibrada, un sueño profundo, viajes a lugares nuevos, actividades desconocidas en nuestro día a día, tomar apuntes diarios, bailes y hasta jugar Tetris.

Hasta cuando dormimos, el cerebro sigue funcionando. Además, durante el sueño, su actividad es aún mayor que de día.

Para no hundirte en miles de pensamientos negativos, debes desconectarte, dale un descanso a tu sistema inmunológico. No olvides el descanso activo, es el más saludable para la mente.

Para introducir en la memoria nuevos recuerdos, el cerebro necesita deshacerse de los viejos. Sería genial si tú mismo pudieras decidir qué olvidar y qué no. Para eso, utiliza con más frecuencia la información que quieres conservar.

La mente reacciona al dolor, pero no lo siente debido a la falta de receptores necesarios. Este hecho no se refiere a la multitud de vasos sanguíneos, nervios y tejidos con los que está rodeado el cerebro.

Cualquier actividad hace que el cerebro genere nuevas relaciones entre neuronas. Si pensamos que no somos capaces de escalar en el trabajo, con el tiempo ese pensamiento sólo queda más presente en la conciencia. Pero si cambiamos la idea por “podré conseguirlo todo”, el cerebro mismo empezará a proponernos posibilidades para que este fin sea posible.
Tenemos la posibilidad de conseguir absolutamente cualquier cosa, lo importante es creer.