¿Quieres extenderle la vida útil a los productos que recién compraste en el mercado? Prueba ESTO…

Al guardar la comida en la nevera, lo hacemos con la idea de mantenerla fresca por, al menos, 1 semana. Sin embargo, con el tiempo, y a pesar del frío, es sabido que los productos tienden a deteriorarse y a perder su sabor.

Idealmente, cada tipo de producto debería almacenarse en un estante por separado, o, al menos, en su propio recipiente. Por desgracia, esto no siempre es posible. Entonces, ¿Qué hacer? ¿Comprar suficientes verduras, frutas, carney productos lácteos para un solo plato, no más? Esto no es una opción. Así como tampoco botar lo que ha sobrado…

Aprende a almacenar correctamente los alimentos en el refrigerador. En primer lugar, esto te ayudará a ahorrar tiempo, ya que no necesitarás correr a la tienda o al mercado todos los días. En segundo lugar, ahorrarás, en gran medida, el costo de inversión en productos frescos…

Leche

¿Alguna vez has congelado la leche? Suena un poco loco, pero deberías, si no quieres que se estropee. Al congelar la leche, esta tiende a expandirse en volumen. Antes de enviar una botella a la nevera, vierte un poco del líquido fuera de ella. Después de congelada, la leche debe ser mantenida en el congelador por no más de 6 semanas.

Salsa
¡No hay nada como una salsa, para complementar el sabor de la carne! Así es, y una buena ama de casa no compra la salsa ya preparada, sino que la prepara ella misma. Para ahorrar tiempo, puedes hacer un doble por lotes, para congelar hasta la próxima vez. Coloca la salsa en el congelador por 1 hora. Después de que esté congelada, la puedes cortar en cubos, y enviarla de nuevo en el congelador. Añade estos cubos al plato, para mejorar su sabor.

Yemas
En tu libro de cocina, seguramente, hay un montón de recetas que incluyen el huevo. Pero, a veces, solo se necesita utilizar la clara y no la yema. Entonces, ¿Qué hacer con ella? ¡No la botes, congélala en un molde! Luego, puedes añadir un poco de azúcar o sal a cada pocillo, y utilizar las yemas cuando se necesiten. ¿Por qué azúcar o sal? Pues, para que la yema mantenga su consistencia.

Fresas
Para disfrutar de estas deliciosas frutas todo el año, almacénalas en un contenedor. Eso sí, coloca una servilleta en el fondo. Si vas a utilizar las bayas en la preparación de postres, guárdalas debajo de los huevos.

Hojas de lechuga
Seguro, en tu cocina tienes toallas de papel. Envuelve con ellas a la lechuga. Las toallas absorben la humedad y las hojas permanecerán frescas durante semanas.

Pepinos
Si colocas las verduras en el refrigerador, estas conservarán su frescura por sólo 3-4 días. Pero, con este truco, lo puedes extender hasta 10 días. Toma una bolsa de plástico, colócale dentro el pepino, pero no la cierres. Ahora, cubre la bolsa con una gasa húmeda, y verás…

Manzanas
Probablemente, pocas frutas puedan mantenerse tan frescas y apetitosas, como las manzanas. ¡Si las almacena en el refrigerador, estas conservarán su frescura por incluso más tiempo, sin perder sus cualidades de sabor!

Tomates
Si no has utilizado todos los tomates que compraste en el mercado, guárdalos en el refrigerador, en los esquejes del compartimiento de las verduras. Si, a cada fruto, le dejas el tallito y las hojas, esto aumentará su vida útil hasta 10 días.

Crema y queso cottage
Por lo general, estos productos vienen en recipientes de plástico. Si los colocas al revés, en el estante del refrigerador, el recipiente de plástico formará un vacío, que evitará la multiplicación de las bacterias.

Espárragos
Antes de enviar los espárragos frescos a la nevera, colócalos en un vaso de agua. Esto ayudará a duplicarles la vida útil.

Asegúrate de almacenar los productos lácteos en el estante superior. Los estantes del medio están diseñados para el pescado y la carne, y el inferior para las verduras y frutas. Pon en práctica estos consejos, y ya nos lo agradecerás después…