Cómo limpiar objetos de bronce en forma natural

Es importante usar productos naturales en la limpieza del hogar, no sólo para cuidar el medio ambiente, sino también nuestra salud. Esto también puede aplicarse a los objetos de bronce.

El bronce es una aleación creada de zinc y cobre. Es un metal fuerte, pero se mancha fácilmente. Lo primero que hay que hacer para limpiar estos artículos, es comprobar si realmente son de bronce. Para ello, se debe utilizar un imán: si se pega a la superficie significa que probablemente el objeto sea de bronce cromado. En este caso, utilizar sólo agua y un detergente suave para su limpieza: algo más agresivo puede dañar la superficie.

Lo segundo es averiguar si se trata de bronce lacado, que se cubre con una capa protectora brillante o bronce, no barnizado. En el primer caso, utilizar simplemente un paño húmedo. En el segundo caso, se necesita un poco más de esfuerzo.

Veamos qué ingredientes naturales que seguro hay casa, se pueden utilizar para limpiar los objetos de bronce.

Ketchup. Parece absurdo, pero es verdad! Estaa salsa de tomate puede ayudar en la limpieza de los objetos de bronce. Simplemente vierta un poco de salsa sobre un paño limpio y frote el bronce ennegrecido. A continuación, pase un paño húmedo y pula.

Jabón o detergente suave. Si la superficie a limpiar tiene polvo o está sucia, más que opaca o ennegrecido, sumergir el objeto en agua tibia jabonosa y limpiar delicadamente la superficie con un paño suave. Use un cepillo para fregar las zonas más sucias, obviamente, prestando mucha atención.

Vinagre, sal y harina. Esta receta es para preparar una pasta útil para limpiar el bronce ennegrecido. Disuelva 1 cucharadita de sal en media taza de vinagre y añada harina hasta que la mezcla tome la consistencia de una pasta. Frote sobre la superficie a limpiar, deje reposar durante unos 10 minutos, luego enjuague con agua tibia y seque bien.

Agua. Calentar agua en una cacerola y agregar 2 cucharadas de sal y 2 de vinagre blanco. Frote la mezcla en la superficie para pulir el bronce amarronado. Luego seque con un paño limpio y suave.

Jugo de limón. El jugo de limón se puede utilizar para limpiar el bronce y recuperar el brillo original. Después de haber frotar zumo de limón en la superficie, limpie con un paño húmedo y seque.