Mira como blanquear tus dientes amarillos con estos poderosos consejitos.

Blanquear los dientes es una cuestión principalmente estética, pues el color de los dientes no tiene que estar precisamente ligado a la salud de los mismos, aunque en algunos casos sí está relacionado con enfermedades que deterioran la salud de la boca.

Existen múltiples tratamientos para blanquear los dientes y su elección dependerá de las características individuales de cada persona y salud dental.

Te recomendamos algunos de los remedios caseros más conocidos y utilizados para blanquear dientes deseando te sean de gran ayuda.

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada es uno de los que ofrecen mejores resultados y habitualmente se combina con luz ultravioleta para incrementar la activación potenciando los resultados en menos tiempo.

Cáscara de plátano

Es un remedio muy usado para este tipo de problema. Después de cepillarse los dientes hay que frotarlos con la cáscara de un plátano. Esta cáscara contiene ácido cítrico y ácido salicílico los cuales ayudarán a blanquear los dientes de una forma natural. Hay que frotar la cáscara sobre los dientes durante 3 minutos y cada día después de lavarse los dientes hasta lograr ver los resultados.

Fresas

Frotarse los dientes con la pulpa de una fresa también puede ayudar a blanquear los dientes, dado que como la cáscara de plátano, contiene ácido salicílico el cual ayuda a combatir el sarro y no daña el esmalte

Hojas de Salvia

Las hojas de salvia pueden ayudar a blanquear los dientes y a fortalecerlos. Para ello tenemos que lavarnos los dientes dos o tres veces por semana frotando hojas frescas de esta planta por nuestras encías y dientes.

Cáscara de naranja

La parte de la naranja contiene una sustancia que se llama limoneno y que es la que sirve para blanquear los dientes, es la parte blanca de la cáscara, es decir, la parte interna de la cáscara, te indicamos como hacerlo.

Toma una naranja y pélala y algunos trozos de cáscara de naranja, debes corroborar que tengan la parte blanca en el interior luego frota la parte blanca de la cáscara sobre tus dientes suavemente. Debes repetir este procedimiento por 2 ó 3 minutos.

Repite el método diariamente, al menos 10 días para notar cambios en el color de los dientes