Si sufres de gastritis y de acidez dígale adiós con esta receta natural fácil de preparar!!

La gastritis puede ser un verdadero problema para muchas personas, porque no podrán comer lo que quieran o simplemente saltarse alguna comida. Ya que les ataca el dolor de estómago y tienen que tomar un medicamento para que pueda desaparecer el dolor.

Sabemos que la naturaleza siempre tiene su propia manera de ayudar, así que también tiene un remedio para este problema.

A continuación, vamos a presentarles algo que le ayudará a detener los jugos gástricos y aliviar el dolor causado por la gastritis.

Esta agua de arroz es muy fácil de preparar y alivia el dolor de estómago y la gastritis sin ningún medicamento ya que estos generalmente causan algunos efectos secundarios.

Modo de preparar el agua de arroz para combatir la gastritis

Para preparar este remedio sencillo sólo tienes que hervir agua con una taza de arroz hasta que llegue al punto de ebullición y se vuelva el agua blanca. Cuando esto sucede, retire del fuego y filtrar el agua. Dejar que se enfríe. Y tomar el agua de arroz por la mañana en ayunas y realizar este mismo tratamiento por tres días.

Además de arroz, también hay otros ingredientes que pueden ayudar a resolver este problema:

Linaza: Alivia el sistema digestivo. Poner una cucharada de linaza en un vaso de agua. Y dejar reposar por 12 horas y después de ese período, colarlo. Para beber a primera hora por la mañana y una hora antes de dormir.

Zanahoria: Posee propiedades antiinflamatorias que son excelentes para el estómago, y tratará su problema con la gastritis inmediatamente.

Col: Ponga la col en una licuadora y mezcle con media taza de agua para que puedan obtener un jugo ligero. Beber con el estómago vacío.

Como todos vemos hay numerosas alternativas que pueden ayudar a resolver el problema de gastritis y dolor de estómago, por lo que realmente depende de ti elegir cuál te conviene mejor.

Gracias por leerme y por favor comparta este artículo con todo el mundo que tal ves usted pueda ayudar a alguien que lo necesite.